La Autoridad Metropolitana de Transporte del condado de Los Ángeles (Metro), equipó 125 unidades de su flota, de más de 2 mil 200 autobuses, con los motores Cummins ISLG y L9N Near Zero a gas natural, que reducirán las emisiones de NOx en un 90% y los gases de efecto invernadero en un nueve por ciento.

Los motores de servicio pesado Cummins ISLG y L9N Near Zero a gas natural fueron los primeros de rango medio en ser certificados por sus bajas emisiones por parte de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos y de la Junta de Recursos del Aire de California (CARB).

El Comité de Revisión de Reducción de la Contaminación del Aire de Fuentes Móviles (MSRC, por sus siglas en inglés) proporcionó a Metro LA 1 millón 875 mil dólares en Fondos de Transporte Limpio para completar la instalación de los 125 nuevos motores de menor emisión en su flota de buses de 13 metros.

A lo largo de casi 30 años, el MSRC ha distribuido más de 440 millones de dólares en fondos para proyectos innovadores de aire limpio, como este cambio de motores casi libres de emisiones, en los condados de Los Ángeles, Orange, Riverside y San Bernardino, reportó NGV Journal.

“Metro siempre está buscando soluciones innovadoras y nuevas tecnologías para mejorar el rendimiento y reducir las emisiones. Estos nuevos motores de bajas emisiones ayudarán a la agencia a reducir su huella de carbono y brindarán un servicio limpio y confiable para nuestros usuarios”, dijo el CEO de Metro, Phillip A. Washington.