A lo largo de más de dos décadas de vida, la sede creadora de los buses de la marca de la estrella, se han producido más de 30,000 autobuses y más de 75,000 chasises. La planta de García, en Nuevo León, celebró el pasado 12 de enero, 23 años de hacer autobuses y chasises de la más alta tecnología y eficiencia para impulsar la movilidad urbana del país.
Actualmente, La Casa del Autobús tiene capacidad máxima para producir 25 unidades diarias (6,250 anuales en un turno) de las cuales se pueden manufacturar 15 chasises y 10 buses.
A lo largo de estos 8,395 días, la planta de Mercedes-Benz Autobuses, ha sido partícipe de conectar a miles de personas a través del sistema de transporte de pasajeros de México. En 1993, Daimler-Benz compró las instalaciones, para luego ampliar y reconstruir 42,709 m2, a los que se le suman 504,416 de terreno y dar origen a la Casa del Autobús.
Actualmente en estas instalaciones laboran 1,200 colaboradores – su actividad repercute indirectamente en casi 4 mil personas – , quienes participan en la fabricación de los 16 distintos modelos de autobuses Mercedes-Benz.
En estas instalaciones también trabaja Polomex, la armadora de la brasileña MarcoPolo, la cual construye junto a Mercedes-Benz Autobuses, novedosas y eficientes carrocerías.