Después de 20 años, el gobierno de la capital realizará su primera compra de trolebuses eléctricos que funcionen con la red de catenarias para aumentar de 60 a 97 las unidades que dan servicio en el corredor del Eje Central.

La licitación establece que los vehículos deben ser cero emisiones, de 12 metros de largo, con capacidad para 90 pasajeros, iluminación led; 100% accesibles para personas con discapacidad, de entrada baja; cámaras y autonomía operativa con baterías de respaldo para hasta 10 km.

De acuerdo con la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, se invertirán 290 millones de pesos en la adquisición de ese parque vehicular; otro lote similar se comprará el año siguiente y 40 más en 2021 para llegar a la centena de unidades nuevas de este tipo, según el plan de movilidad.

Guillermo Calderón, director del Sistema de Transportes Eléctricos, indicó que en marzo concluirá la recepción de propuestas y en mayo se dará el fallo de la empresa que ofrezca la mejor propuesta. La licitación se puede consultar en http://bit.ly/2UTO0B2

El proceso será supervisado por la Contraloría, general e interna del gobierno de la Ciudad de México; contará además con la supervisión de las Naciones Unidas para asistencia técnica y vigilar la transparencia en el proceso de licitación. Se prevé la puesta en marcha de las unidades para finales de noviembre.

Al aumentar de 60 a 97 unidades y de transportar 67 mil pasajeros, el corredor Eje Central beneficiará a cerca de 100 mil pasajeros. El Intervalo de paso se reducirá de seis a cuatro minutos y habrá un ahorro de trayecto de 20 minutos de punta a punta, de la Central Camionera del Sur hasta la Central del Norte.

Actualmente, el Sistema de Transportes Eléctricos, tiene un parque «nominal teórico» de 300 trolebuses, aunque sólo están en operación 155, con la rehabilitación de 20 unidades.