Como parte de la reestructura del transporte en Jalisco, el Tren Ligero y el Macrobús presentaron un ajuste en sus tarifas de 9.50 pesos, lo que permitirá mejorar los servicios y que el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur) no colapse financieramente.

Así lo señaló el gobierno estatal, al destacar que la modificación del costo se llevó a cabo bajo el principio de una transformación real del transporte público en un servicio de calidad y se dio cumplimiento a un ajuste ya aprobado por la anterior administración de 9.50 -únicamente- en la tarifa del Siteur, que está en «focos rojos»,  y el Macrobús.

Dicha tarifa, enfatizó, se aprobó con criterios técnicos por el comité de validación en agosto de 2018, con la participación de universidades, sociedad civil y cámaras empresariales.

Explicó que el ajuste a la tarifa del transporte público se hará efectiva una vez que el concesionario haya cumplido con todos los requerimientos que establece el modelo ruta-empresa.

Para disminuir los impactos en los usuarios, la semana pasada, el gobierno de Jalisco anunció que la iniciativa privada y los organismos sindicales acordaron un pacto para apoyar a empleados y mejorar la movilidad, con el objetivo de tener un mejor transporte público en la entidad.

Los tres participantes acordaron otorgar a sus empleados que utilizan el transporte público un apoyo para mitigar el impacto de la actualización de la tarifa, que será en general de 10 pesos diarios por trabajador a través de las tarjetas precargadas de Mi Movilidad o de un ajuste directo al salario. En este esquema se sumarían los gobiernos municipales y el estatal.