Con la creación de productos como la nueva línea de filtros 100% calidad Mercedes-Benz «Hecho en México»,  la marca busca disminuir los costos de mantenimiento de los clientes. Para lograrlo, trabaja en la manufactura nacional de partes con calidad de equipo original.
Gracias a la excelente calidad y precios competitivos que Mercedes-Benz Autobuses ha encontrado en el mercado mexicano durante los últimos años, se ha trabajado de manera importante en el desarrollo del programa de nacionalización de partes. Esto ha permitido construir una amplia gama de refacciones, orientadas principalmente a disminuir el costo de mantenimiento, tanto preventivo como predictivo. De forma global, esta iniciativa representa un 17% del total de la venta de refacciones de la marca Mercedes-Benz, de manera segmentada.
Un estudio Competitive Alternatives de la consultora KPMG señala que la manufactura de autopartes en México representa un ahorro de 10%, frente a su fabricación en otras naciones. Por lo tanto, esto beneficia ampliamente a los propietarios de autobuses, al hombre-autobús, a los dueños de flotillas y hasta a los operadores que ven más eficiente su manejo y economía. Este ahorro ha hecho que se incrementen hasta un 20% las ventas de refacciones de buses.