La Dirección de Transporte de Chihuahua informó que realizó más de 800 pruebas de antidoping a operadores del transporte público, a través del Programa de Exámenes Toxicológicos Aleatorios.

En esta jornada, participaron 74 conductores y una conductora, provenientes de la ciudad de Hidalgo del Parral. Asimismo, se revisaron transportistas de colectivos urbanos, materialistas, de autos de alquiler y de transporte de carga; omo resultado, causaron baja 3 conductores.

La prueba consistió en una toma de orina, cuyo análisis contempla un Examen Toxicológico de Perfil de Drogas de Abuso, a cargo del Laboratorio de Análisis Clínicos y Microbiológicos de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), tras establecer un convenio entre la Dirección de Transporte y dicha institución educativa.

El director de Transporte, David Holguín Baca, señaló que La Ley de Transporte y sus Vías de Comunicación otorgan la libertad de solicitar pruebas toxicológicas, y los exámenes se practican cada determinado tiempo dependiendo del tipo de unidad.  Cuando la prueba sale positiva, la persona operadora es suspendida de sus funciones y queda sujeta a un proceso legal que incluye la posibilidad de recuperar la licencia siempre y cuando se apruebe el examen toxicológico y se someta a una terapia de rehabilitación.

Recordó que el año pasado se aplicaron 786 pruebas toxicológicas aleatorias en los municipios de Chihuahua, Hidalgo del Parral, Delicias y Cuauhtémoc, manteniendo un bajo porcentaje en resultados positivos a drogas.