En el marco de la celebración de su 70 aniversario, Marcopolo reporta los resultados del primer semestre de 2019 donde logró un incremento de 9.9% en los ingresos netos consolidados con 2 mil 040 millones de reales, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

La producción mundial de Marcopolo creció un 13.2%, alcanzando 7 mil 837 unidades fabricadas contra 6 mil 922 en el mismo período del año anterior, en tanto que en el mercado interno tuvo un aumento de 52.5 por ciento.

Estas cifras y los resultados obtenidos con sus programas que buscan aumentar aún más la productividad, calidad, satisfacción total del cliente y la reducción de los costos de materiales, representaron un crecimiento en su eficiencia operativa y los ingresos netos, que alcanzaron 117.9 millones de reales, equivalentes a 117.1% más.

Las actividades en las unidades brasileñas también avanzaron al pasar de 6 mil 076 unidades a 6 mil 875 unidades, un aumento del 13.2%. Los segmentos de más rápido crecimiento fueron los minibuses (57.2%) y los vehículos Volare (35.5%).

También, en el primer semestre del año, la producción de Marcopolo destinada al mercado brasileño avanzó 30.5% sobre los volúmenes fabricados en el mismo período que 2018, que ya había presentado un crecimiento significativo en 2017. A pesar del crecimiento aún tímido de la economía brasileña, el retorno gradual de la demanda de autobuses representa un despliegue de la represión de la renovación de la flota que se produjo entre 2015 y 2017, afirma la empresa brasileña.

El reporte semestral indica además que los segmentos de micros y modelo Volare fueron los de mayor crecimiento, resultado tanto por las ventas a empresas privadas, como por las licitaciones.  

Desempeño en exportaciones

Marcopolo registró un incremento de 25.5% en los volúmenes de este rubro durante el semestre mencionado, a pesar de la caída en las ventas a Argentina.

En las unidades externas, los aspectos más destacados continuaron siendo las operaciones en México y Colombia, que crecieron 90.8% (750 unidades contra 397) y 26.9% (754 unidades contra 594), respectivamente. 

La unidad mexicana se beneficia del buen impulso del mercado local, con volúmenes crecientes y un mix centrado en productos de mayor valor agregado. En Colombia, Superpolo mantiene el cronograma de entrega para la renovación de la flota de Bogotá, cambiando los modelos urbanos simples por autobuses articulados. Por otro lado, el cierre de las operaciones de Metalpar y la caída sustancial de las ventas de Metalsur continúan afectando el desempeño de Argentina.

Al respecto, José Antonio Valiati, CFO y el director de Relaciones con Inversores de Marcopolo, destacó: «Los resultados presentados por Marcopolo en el primer semestre de 2019 refuerzan la consistencia del proceso de recuperación del mercado interno, con un aumento de volumen en todos los segmentos de negocios».

 

70 años de innovación constante

Marcopolo fue una de las primeras industrias brasileñas en fabricar carrocerías de autobuses. Fundada el 6 de agosto de 1949, la empresa es reconocida por sus innovaciones y se ha destacado a lo largo de los años por el desarrollo de productos con la tecnología más avanzada y procesos diferenciados, lo que resultó en una línea diversificada que satisface las necesidades específicas de cada mercado, nacional o internacional.

La fuerte presencia en el mercado internacional comenzó en 1961, con las primeras exportaciones a Uruguay. Hoy, con una moderna gestión empresarial y estructura organización volcada al mercado global, tiene fábricas en nueve países, exporta sus productos a unos 120 naciones en todo el mundo y superó la marca de 420 mil unidades fabricadas.