El servicio de transporte compartido Bussi que funciona a través de una aplicación móvil, ahora cuenta con 27 rutas activas establecidas entre la captal mexicana y algunos municipios del Estado de México, extendiendo su cobertura entre ambas entidades.

Asimismo, creó recientemente tres nuevos trayectos en Monterrey; con cada unidad de Bussi se pueden retirar 11 vehículos de circulación, disminuyendo así la contaminación generada por los autos particulares.

Bussi ofrece el servicio con vanes de manera segura, cómoda y amigable con el medio ambiente. Cuenta con unidades de las marcas Mercedes-Benz, Toyota, Ford, Peugeot y Nissan, e incorporan un sistema de video cámaras de seguridad conectadas a un centro de monitoreo.

Asimismo, las vanes equipan asientos reclinables, corriente eléctrica, conexión WiFi, cinturones de seguridad, aire acondicionado, terminales de carga para los dispositivos electrónicos, pantalla plana con contenidos de entretenimiento y un botón de pánico en la aplicación que estará activo durante todo el recorrido.

“Desde hoy se arranca una nueva opción de transporte a los usuarios que viajan diariamente de su casa al trabajo y viceversa. Nuestro motor es mejorar la movilidad urbana a través de un servicio confiable, flexible e innovador para individuos y corporativos”, señaló la empresa.

Bussi es una alternativa de movilidad para los usuarios que quieran viajar por la ciudad, desde más de 100 puntos de la CDMX y el Estado de México con costos que van desde los 45 hasta los 79 pesos, dependiendo el número de kilómetros recorridos.

La plataforma está disponible para descarga en los sistemas iOS y Android, permitiendo al usuario solicitar viajes a través de sus 27 rutas activas, logrando disminuir su gasto hasta un 38 por ciento.