El Gobierno de la Ciudad de México prohibirá «para siempre» la emisión de concesiones para microbuses de transporte público de pasajeros y a partir de que sea publicado el decreto en la Gaceta Oficial, sólo los vehículos ecológicamente sustentables será aprobados para dar servicio en la capital del país.
Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, dijo que esta semana publicará la norma, con lo cual saldrán de circulación cerca de 1,000 microbuses, mientras que las unidades que aún registran concesión vigente seguirán operando hasta el fin natural de la licencia.
En la inauguración de la planta de Bombeo de Aguas Combinadas Tizoc, el mandatario capitalino mencionó que además de la Norma Emergente para la verificación de los automóviles en los seis estados que integran la Megalópolis, se deben establecer otras medidas que den certeza de la participación de todos los sectores en ese cumplimiento.
«La propuesta concreta es primero, tener la certeza de que los vehículos con placas federales realizan la verificación. En la Ciudad de México, el servicio de transporte escolar tiene placa federal; falta saber qué vamos a hacer con los corredores de alta contaminación que están cerca de la Ciudad de México y hacer una reducción en la industria, cuando menos de un porcentaje significativo, cuando hay alta contaminación».
Mancera expresó su insatisfacción con las medidas anunciadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), ya que la contaminación es un problema nacional y la homologación de la Norma de verificación en seis estados es sólo un avance.
Dijo que existen 168 sugerencias más aportadas por las empresas privadas de mensajería y paquetería, el Centro Mario Molina, el Centro de Estudios de la Atmosfera de la UNAM y de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), «pero, estas acciones deben estar también acompañadas por apoyos financieros, si no tenemos eso, va a ser muy difícil», concluyó.