CAXIAS DO SUL, RS.– Marcopolo S.A. cerró el año 2019 con un crecimiento del 2.8% respecto al año anterior. El mayor fabricante de carrocerías de autobuses de las Américas y líder en soluciones de movilidad registró unos ingresos netos récord de 4 mil 314 billones de reales, frente a los R$ 4,197 billones de 2018.

La demanda del mercado brasileño hizo que los negocios de la empresa en el país aumentaran un 17.6%, de 1 mil 916 billones de reales en el año anterior a R$ 2 mil 252 billones, lo que representó más de la mitad de los ingresos netos (52.2 por ciento). Los ingresos netos también crecieron un 11.1% y alcanzaron los R$ 212 millones.

Marcopolo México, Superpolo (Colombia) y Volgren (Australia) sobresalieron por sus resultados crecientes. Si bien los dos primeros aumentaron la producción y los resultados en comparación con 2018, la operación australiana, incluso con una disminución de los volúmenes, pudo revertir la condición de pérdida del año anterior.

Las perspectivas de Marcopolo para 2020 son de crecimiento, con una demanda elevada y continua en el mercado interno, recuperación de las exportaciones y mejores resultados en prácticamente todas las operaciones internacionales.

En Brasil, el tipo de interés básico en su nivel histórico más bajo y la confirmación del crecimiento económico esperado deberían permitir la continuación de los programas de renovación de la flota en todos los segmentos.

Marcopolo en el mundo

La producción mundial consolidada de Marcopolo totalizó 15 mil 741 unidades, un 2.2% menos que las 16 mil 103 fabricadas en el año fiscal 2018. De este total, 13 mil 330 unidades fueron producidas en Brasil y las 2 mil 411 restantes en el extranjero.

Según José Antonio Valiati, CFO y director de Relaciones con los Inversores de Marcopolo, a pesar del creciente rendimiento del fabricante, el año 2019 estuvo marcado por una demanda inconstante.

«La oferta a los clientes del mercado brasileño creció un 2.9% (10 mil 532 unidades), pero no compensó en volumen la caída del 24.1% registrada en las exportaciones (2 mil 881 unidades). En el país, el proceso de recuperación de volúmenes se enfrió por la menor demanda de autobuses de carretera con mayor valor añadido y con menores entregas al programa federal Caminho da Escola.

En cuanto a las exportaciones, hubo una caída del 25.4% de los negocios (R$ 1,015 billones frente a R$ 1,360 billones en 2018) y la demanda se vio afectada por las crisis de los principales mercados sudamericanos y los menores volúmenes vendidos al continente africano», comentó.

En las operaciones en el extranjero, Marcopolo logró un crecimiento tanto en ingresos como en volumen de producción, con R$ 1 mil 46 billones (un aumento del 13.6% con respecto a los R$ 921 billones de 2018) y 2 mil 411 unidades fabricadas (frente a las 2 mil 145 del año anterior, un aumento del 12.4%).

Liderazgo en el mercado brasileño

En 2019, Marcopolo mantuvo su liderazgo en el mercado, cerrando el año con una participación del 49.8 por ciento. El resultado es un reflejo de la estrategia adoptada en los dos últimos años para fortalecer la relación y la actuación junto con los clientes, crear soluciones innovadoras y ofrecer una amplio mix de productos, con una amplia red de ventas y atención de servicios de postventa.

Los segmentos de carretera y micros demostraron la fuerza de la marca, con una participación del 67.9% y el 58.1% respectivamente. La presencia en urbanos, con una participación de mercado superior a la histórica (39.6%), y en los minibuses (Volare), también fue sobresaliente, con un crecimiento del 9.7% (3 mil 929 unidades frente a 3 mil 583) y del 7% (2 mil 305 vehículos frente a 2 mil 154 en 2018), respectivamente.