Con una nueva estación central de carga eléctrica para el Mercedes-Benz eCitaro en la planta de autobuses de Mannheim, Alemania, Daimler Buses se prepara el lanzamiento al mercado del sistema de carga de alta velocidad.

 

La característica especial de esta estación es que los dispositivos de carga están suspendidos a una altura de unos cinco metros sobre el suelo. También se puede usar para proporcionar electricidad al eCitaro, a través de un pantógrafo, como parte del proceso de producción y antes de la entrega a los clientes.

La estación de carga es compatible con todas las tecnologías de carga comunes: carga por cable de 150 kW, carga rápida de 300 kW usando un pantógrafo en el techo del autobús y carga rápida de 300 kW con un conjunto de rieles de carga instalados permanentemente en el techo del autobús.

 

Las cuatro bahías de estacionamiento están configuradas para manejar la carga de cable especialmente común del eCitaro. Dos compartimentos de estacionamiento además ofrecen carga rápida a través del techo del vehículo; uno usa un pantógrafo, el otro usa rieles de carga. En ambos casos, la salida de carga es de 300 kW.

Para evitar que los autobuses urbanos que funcionan con electricidad tengan que realizar maniobras complejas, la estación de carga se ha construido de una manera que ahorra espacio para parecerse a un puente. Los autobuses conducen directamente debajo de la estación de carga y se estacionan allí para cargar.