Marcopolo, en sociedad con Scania, ha desarrollado un autobús urbano que funciona 100% con Gas Natural Vehicular (GNV) en Argentina, con el fin de probar el desarrollo de vehículos con combustibles alternativos para la movilidad urbana.

El autobús es un Torino Low Entry (entrada baja) con chasis Scania K280 UB 4X2 Euro VI CNV que ha estado en pruebas desde abril y ahora opera en la línea 132 de la empresa Nuevos Rumbos. 

El vehículo está equipado con un motor Scania de nueve litros, cinco cilindros y potencia de 280 hp, lo que proporciona un alto torque a bajas revoluciones y garantiza un menor consumo de combustible.

De acuerdo con información de Marcopolo, el Torino Low Entry a GNV, cuenta con un sistema de aire acondicionado Valeo CC355, itinerario electrónico, rampa manual para accesibilidad total, dos espacios para sillas de ruedas y 31 asientos que ofrecen una gran comodidad para los pasajeros.

José Goes, gerente de Negocios Internacionales de la empresa carrocera, dijo que «Marcopolo y Scania Argentina son socios tradicionales y buscan promover nuevas soluciones para el mercado argentino. Esta acción está en línea con nuestra visión estratégica y posicionamiento con respecto a los vehículos movidos con combustibles alternativos».

El vehículo con motor a GNV puede llegar a tener un costo operativo 37% menor en comparación con el vehículo convencional a diesel. El nivel de ruido emitido es considerablemente más bajo, proporcionando más comodidad, robustez, durabilidad y autonomía de 290 kilómetros.