Debido a que la  fatiga es uno de los principales factores de riesgo asociados con las actitudes del factor humano que generan accidentes viales, el Instituto Mexicano del Transporte (IMT) difunde diferentes estrategias para contrarrestar los efectos de la fatiga en la conducción.
Entre las medidas específicas recomendadas se encuentran: tomar una bebida con cafeína (1 taza de café de 180 ml que contiene 100 mg de cafeína), cuya duración de efectividad suele ser de una y media a 3 horas; y tomar una siesta de tan sólo 20 minutos, que puede tener efectos benéficos de larga duración incluso en períodos en los que la somnolencia es bastante intensa.
Apunta que la fatiga también puede surgir como resultado del acto físico de conducir un vehículo y permanecer sentado durante largas horas; y en el caso de los conductores profesionales de vehículos de carga, de participar en la estiba y manejo de la carga (subirla, bajarla, sujetarla, etc.), la fatiga física suele contribuir a la fatiga mental.
Asimismo, destaca el desarrollo de  nuevas herramientas telemáticas de los vehículos para advertir a los conductores, que se están aproximando o se encuentran en estado deficiente de alerta.
Alertó que diversos estudios en la materia, todos involucrando conductores de camiones de carga, concluyeron que:  
– El incremento del riesgo comienza después de unas cinco horas después del inicio de la conducción.
– Para camiones con remolque, el riesgo de accidente se duplicó después de ocho horas.
– El riesgo aumenta significativamente para accidentes de un solo vehículo durante la noche. 
La somnolencia es un problema también más frecuente entre los conductores más jóvenes, apuntó el IMT.
Señaló que se necesita educación pública sobre la fatiga, pero es muy raro que se proporcione. Australia es uno de los muy pocos países que tienen educación vial patrocinada por el gobierno en relación con la fatiga. En los Estados Unidos, la Fundación AAA para la seguridad vial tiene una campaña de mercadotecnia social al respecto denominada «Despierta».
En México, la  Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP) ha externado su interés en proponer una Norma Oficial Mexicana para reglamentar mecanismos que eviten  la fatiga en los operadores del autotransporte.
Dicha normatividad tiene como objetivo establecer criterios médicos-científicos y tecnológicos obligatorios para regular el tiempo de trabajo y los periodos de descanso en el puesto del operador, conductor o auxiliar del autotransporte público, con la finalidad de prevenir la fatiga, a fin de disminuir los accidentes del autotransporte.