La tendencia actual en el desarrollo de las grandes urbes a nivel global se inclina hacia la construcción de las SmartCities o ciudades inteligentes, pues ahí convergen los ideales de urbanismo, movilidad, civismo, infraestructura y tecnología de conectividad sustentable, lo que generaría una mejora sustancial en el transporte de personas y mercancías.

En este camino, el transporte público se coloca como el principal protagonista, debido a que una ciudad inteligente está comprometida a disminuir los costos de los servicios, así como de combustible y emisiones de CO2.

Raúl González, director de ventas, marketing y postventa de Mercedes-Benz Autobuses, explica que la tecnología y los datos juegan un papel relevante, pues el transporte público debe tener conectividad Wi-Fi; sus rutas y velocidades se determinan en tiempo real. También subir esos datos en la “nube citadina”, en la cual todo estará conectado, y al mismo tiempo utilizar menos recursos energéticos.

Advierte que las ciudades que van un paso adelante en el tema de SmartCities son Tokio, Londres, Nueva York, Zúrich y París.

México aún está rezagado al carecer de una política nacional de transporte urbano sustentable, ya que aún hay sistemas de transporte público desconectados, ineficientes, incómodos, inseguros y contaminantes, considera Marco Priego, director de movilidad urbana del World Resources Institute, WRI México.

Agrega que todavía predominan unidades de transporte sin acceso a discapacitados, que cobran en efectivo y falta un control tecnológico que brinde información en tiempo real de las horas de llegada del autobús. Sin embargo, reconoció que se han dado algunos avances con sistemas como el Metrobús.

Desde hace varios años, armadoras de autobuses colaboran en el progreso de las ciudades de todo el mundo, y México no es la excepción a través de sus soluciones de movilidad que incluyen tecnologías de última generación y motores ecológicos que funcionan con energías alternativas al diesel.

Mercedes-Benz, como creadora del autobús, ha desarrollado vehículos cada vez más cómodos, seguros y ecológicos, y continúa con el compromiso de generar solucio- nes integrales de movilidad para todo tipo de personas.

“Generamos autobuses para todos los segmentos, desde el urbano, suburbano y foráneo; a esto agregamos la consultoría especializada”, destaca Raúl González. La empresa alemana trabaja para desarrollar tecnología e innovación que es indispensable en una SmartCity, y hace tiempo presentó su primer autobús eléctrico, el eCitaro de cero emisiones y el Citaro Hybrid, con motor diesel-eléctrico o gas-eléctrico.

En la siguiente etapa se incluirá la inteligencia artificial con la que se podrá recurrir a los buses autónomos como el Future Bus, de Mercedes- Benz, que brinda una eficiencia de más de 90%, seguro, de movilidad superior, que mejorará la calidad de vida de los usuarios.

No obstante, para que la movilidad autónoma llegue a las calles de las urbes se necesitará de más tiempo y pruebas; “se estima que hasta el 2022 los primeros vehículos autónomos estén dando servicio”, asegura el director de ventas de la marca.

Scania cuenta con una gama de transporte sustentable, bajo el concepto Bus Systems by Scania. Entre sus apuestas para las SmartCities está la plataforma Citywide, que combina un alto tiempo de actividad con un bajo impacto ambiental, a través de moto- res con biocombustibles o híbridos.

Un paso más, es la próxima implementación de una prueba piloto de dos autobuses autónomos Citywide de longitud completa, que a partir de 2020 circularán en Estocolmo, Suecia, para recopilar datos sobre velocidades medias, tiempo de actividad y rendimiento, principalmente.

Marcelo Montanha, director de servicios de la armadora en México, dice que para ello, su sistema de telemetría Communicator permite tomar múltiples decisiones en términos de desarrollo de producto y de eficiencia operativa. Actualmente registran 375 mil vehículos de la marca conectados a nivel mundial que recorren 3 mil millones de km mensuales.

Volvo Autobuses tiene fijos sus objetivos en la electromovilidad que define el futuro de los vehículos eléctricos, con una circulación silenciosa y que cuidan el medio ambiente; incluso es pionera en instalar un sistema de gestión de zona en sus autobuses para que las ciudades sean más seguras y ecológicas. Sus desarrollos la han llevado a comercializar más de 4 mil autobuses electrificados en todo el mundo.

En marzo pasado, con la Universidad Tecnológica de Nanyang, Singapur, lanzó el primer autobús eléctrico autónomo, el 7900, que consta de una sola plataforma de 12 metros de largo y capacidad de 80 pasajeros. Está equipado con sensores y controles de navegación gestionados por un sistema de inteligencia artificial. También, su modelo 7900 Electric, es ideal para las SmartCities, por ser silencioso y no generar contaminación.

Por último, Claudia Gutiérrez, directora comercial de DINA, afirma que, para la marca que es líder en autobuses urbanos a gas, es primordial desarrollar unidades sustentables. Con el proyecto de transporte empresarial, donde participan con Spectrum, en alianza con la carrocera Marcopolo, comenzaron a probar dispositivos de lectura de consumo de diesel en tiempo real.

Otra de las ventajas, es el motor Cummins que incluyen estas unidades, que es inteligente, al ser la única fuente de poder del mercado con protocolo abierto y que permite cambiar parámetros de manera remota o con una herramienta digital. En cuestión de unidades eléctricas, DINA, desde 2014, cuenta con una flota en Guadalajara en el sistema Trolebús.