El sistema de transporte BRT 100% a hidrógeno se llama Febus y es una primicia mundial para un vehículo de 18 metros de largo. Se trata de un innovador modo de transporte sostenible que sirve a 14 estaciones a lo largo de un carril BRT exclusivo de seis kilómetros y es parte de la red de transporte público de Pau, ciudad del sur de Francia.

Fabricados por la empresa belga Van Hool y operados por Keolis los buses producen su electricidad a bordo, utilizando una pila de combustible de hidrógeno. El hidrógeno utilizado para suministrar energía a los vehículos se produce en la estación construida cerca de la estación de buses IDELIS en Pau.

Un activo clave de la energía del hidrógeno es que los vehículos no emiten contaminación sonora ni tampoco ambiental, ya que las emisiones del motor están compuestas únicamente de agua, informó NGV Journal.

Con su alcance de 240 km/día, no es necesario repostar los buses mientras están en servicio. La carga de combustible se realiza por la noche en la estación. Accesibles para personas con movilidad reducida, los vehículos de 18 metros tienen capacidad para 145 personas e incluyen 32 asientos y grandes ventanales que brindan a los pasajeros mucha luz.

La puesta en marcha de esta flota de ocho buses requirió la construcción de una estación de hidrógeno, inaugurada en septiembre de 2019, así como un taller de mantenimiento adaptado para usar hidrógeno. Cien empleados fueron capacitados para este proyecto (50 para conducir y 50 para mantenimiento y control).

Gracias a una ruta que opera el 85% del tiempo en carriles dedicados de seis kilómetros de largo protegidos de otro tránsito y un sistema de prioridad en cruces, el tiempo de viaje de esta línea clave para moverse por Pau es de solo 17 minutos.

El nuevo servicio abrió al público en diciembre y los autobuses dan servicio a los principales puntos de actividad de la ciudad: centros educativos, administrativos, así como comerciales, supermercados, cines y restaurantes.