La Red de Transporte de Pasajeros (RTP), de la Ciudad de México, incorpora por primera vez en su historia autobuses con tecnología Euro VI, que reduce emisiones hasta en un 98 por ciento. La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum dio el banderazo de salida a 30 unidades de la marca Volvo Buses.

Ramón Jiménez, director de RTP, explicó que las unidades se incorporan a una flotilla denominada Vicente Guerrero para brindar servicio cómodo, barato y eficiente en la ruta del metro Balderas a Santa Fe y serán recargados con Diesel de Ultra Bajo Azufre (DUBA), disponible en el módulo propio de RTP.

Las unidades fueron recibidas en las instalaciones del Centro de Control Ambiental de RTP para ser evaluadas en su funcionamiento y estado físico. En total serán 111 unidades nuevas que, de acuerdo con el calendario de entrega, se tendrán para el 28 de diciembre.

Tienen carrocería Marcopolo y son modelo Torino Low Entry equipadas con transmisión de 4 velocidades con software de topografía dinámica que, en zonas de declinación, calcula el peso para determinar el torque óptimo, así como suspensión electrónica autonivelable.

Para facilitar acceso universal cuentan con espacios para sillas de ruedas, rampa de acceso,  placa braille, espacio para perros de asistencia y timbres especiales para personas con discapacidades visuales, motrices y auditivas.

Sheinbaum Pardo señaló que estos 40 autobuses son parte de las 200 unidades que prometió el gobierno de la Ciudad de México para este 2019. Adelantó que el próximo año RTP recibirá 75 autobuses de 9.5 metros para rutas que van a la periferia y circulan por tramos estrechos, además de 18 articulados que serán entregados en marzo.

“Es el compromiso que tenemos con la Movilidad Integrada, en la cual se incluyen mejoras para el Metro y esté ligado al sistema de trolebús, Cablebús y transporte concesionado a partir del próximo año. Estamos fortaleciendo las opciones de transporte público y mejorando la seguridad de los usuarios y peatones.

Andrés Lajous, secretario de Movilidad, indicó que los nuevos vehículos darán servicio en la ruta Balderas-Santa Fe, mientras que los autobuses de gas natural comprimido que cubrían ese corredor Ecobús serán trasladados a la ruta Iztapalapa-Toreo para hacer más eficiente la carga de combustible.

Las unidades Volvo ya tienen sistema de validación para la tarjeta universal de Movilidad. El 20 de diciembre empezará la instalación de validadores en los vehículos asignados a Circuito Bicentenario y en Xochimilco.

En la entrega de la flota estuvieron Moshé Winer, director de desarrollo comercial y Carlos Acosta, gerente comercial  de Volvo Buses México.