Volvo recibió una orden de cuatro autobuses eléctricos Volvo 7900 de la operadora de transporte público en Luxemburgo Sales-Lentz, una de las más grandes de transporte público en ese país. Los autobuses operarán en la ciudad de Differdange.
Sales-Lentz es precursora en la introducción de tecnologías alternas. Fue la primera compañía en comprar Volvo híbridos en Europa a principios del 2009. Actualmente tiene 24 Volvos híbridos y 12 Volvo híbridos eléctricos en su flota.
Sales-Lentz ahora toma los siguientes pasos en electrificación con la compra de cuatro autobuses eléctricos Volvo 7900. Los autobuses representan una solución integral, ya que Volvo será responsable del servicio de los vehículos, incluyendo mantenimiento de baterías por un costo fijo mensual. El inicio de operación está planeado para el segundo trimestre del 2017.
«Con estas nuevas tecnologías eficientes desarrolladas por Volvo, Sales-Lentz promueve la ambición de la ciudad de Differdange por construir un cambio sustentable en el transporte de las personas y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. El cambio está en el progreso», dijo Wolfgang Schroeder, Director General de Sales-Lentz.
«El sistema eléctrico de autobuses es una solución rentable para ciudades que buscan reducir problemas de poca calidad de aire y sonido. Los autobuses libres de emisión y silenciosos abren nuevas posibilidades para la planeación urbana», destacó Håkan Agnevall, Presidente de Volvo Buses.
Los autobuses usarán recarga de oportunidad (carga rápida en últimas paradas). Para facilitar la introducción del sistema eléctrico de autobuses en ciudades europeas, Volvo junto con varios fabricantes de autobuses y de infraestructura, acordaron esta primavera una interface abierta entre autobuses eléctricos e infraestructuras de carga. El sistema incluye contacto automático por pantógrafo, comunicación inalámbrica, placas de contacto y equipo de infraestructura que contacta vehículos de manera automática con un pantógrafo.