Volvo Autobuses es líder del mercado en electromovilidad y ha fabricado más de 2,800 autobuses eléctricos híbridos y eléctricos para 21 países en todo el mundo. Ahora ha instalado la primera estación de carga en Suecia basada en la interfaz abierta OppCharge, la cual podrá ser compartida por vehículos y estaciones de carga de distintos fabricantes.
Está instalada afuera de la terminal de autobuses eléctricos de Volvo en Arendal, Gotemburgo, y es un proyecto de conjunto de ABB y Volvo Autobuses. Con las nuevas estaciones de carga, Volvo demuestra que los autobuses eléctricos de la compañía son compatibles con cargadores de distintos fabricantes. Los autobuses que operan en la ruta 55 ya se cargan utilizando sistemas suministrados por ABB y Siemens.
«Con OppCharge las ciudades de todo el mundo pueden asegurarse que los autobuses eléctricos y las infraestructuras de carga de distintos fabricantes son compatibles entre ellos y que no existe riesgo alguno de ser restringidos a un fabricante específico. Esto crea las precondiciones correctas para una transición acelerada a sistemas con autobuses eléctricos en ciudades de todo el mundo», dijo Håkan Agnevall, Presidente de Volvo Autobuses.
«Estamos encantados de estar involucrados y contribuir con una solución de transporte sustentable y rentable, mientras que al mismo tiempo, estamos satisfaciendo las necesidades de las ciudades que continúan creciendo. El uso simplificado de vehículos eléctricos es una solución competitiva para nuestro futuro, que junto con Volvo queremos ofrecer», dijo Robert Larsson, Gerente de División, Automatización y Movimiento Diferenciado de ABB en Suecia.