Turbus, uno de los principales operadores de transporte carretero de Chile, renovó su flota con 96 nuevos buses Marcopolo Paradiso 1800 double decker, una de las mayores adquisiciones a lo largo del año pasado.

Según José Luiz Góes, gerente ejecutivo de ventas para la región de las Américas, el volumen de vehículos adquiridos por Turbus gana aún más representatividad por el hecho de ocurrir en un año en el cual las exportaciones de la industria brasileña de buses cayeron un 14.6%, lo que no sucedía desde hace 10 años.

“Entregar casi 100 unidades de nuestro modelo más sofisticado para un único cliente también destaca nuestro liderazgo de mercado en Chile y en todo el continente latinoamericano. Sólo para este cliente fueron casi 260 buses en los últimos cinco años”, explica Góes.

Con sede en la capital Santiago, Turbus es uno de los operadores de transporte carretero más grande de Chile, con líneas tanto para el sur como para el norte del país. La empresa pertenece al Grupo Jedimar que posee una flota de mil 700 unidades, con la mayoría de vehículos Marcopolo.

Los 96 buses Paradiso 1800 DD entregados a lo largo de 2019 tienen 14.000mm de longitud. Todos los vehículos, que ya están en circulación por las carreteras chilenas, tienen una configuración estándar Turbus, con asientos semicama en el piso superior y asientos cama en el piso inferior, preparación para sistema de audio y video, con monitores, entradas USB en todos los asientos.