Del 30 de marzo al 22 de abril no operará la planta de Mercedes-Benz Autobuses en García, Nuevo León, como una de varias medidas que toma la empresa ante la contingencia por el COVID-19.

La armadora reiteró que las entregas de unidades para las próximas semanas están garantizadas, así como el servicio hacia los clientes a través del equipo de Servicio, Ventas, Refacciones y Soporte, quienes estarán disponibles siempre para cualquier requerimiento o emergencia de su negocio.

La compañía informó que desde hace algunos días, el personal administrativo se encuentra operando de manera continua bajo el esquema de trabajo en casa (home office). 

El servicio de postventa para los clientes continuará de manera regular a través de su Red de Distribuidores con más de 80 puntos de atención, quienes operarán totalmente apegados a las disposiciones de salud, tomando las medidas de higiene y sanitización adecuadas para proteger al personal y a los clientes. 

Alexandre Nogueira, CEO de Daimler Buses México, expresó: “Conscientes de la situación actual mundial, un gran equipo dedicado ha estado trabajando muy de cerca con las diversas áreas que conforman a Mercedes-Benz Autobuses, para en conjunto tomar las medidas pertinentes que confirman el compromiso con la seguridad y sobre todo con la salud de nuestros colaboradores, socios comerciales, clientes y la sociedad mexicana. Agradezco el compromiso y la responsabilidad de todos, en esta ocasión separados demostramos que estamos más unidos”.

Mercedes-Benz Autobuses y su red de Distribuidores reitera el compromiso con los negocios y familias de México, así como para mantener a las personas en movimiento a través de los productos, servicios y soporte.