El alza en los combustibles tendrá un efecto en las mercancías debido a que el margen de utilidad será más bajo y los empresarios deberán ajustar los precios hasta en un 4% para mantener sus actividades rentables, dijo el empresario del transporte Jesús Padilla Zenteno, en su calidad de presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en la Ciudad de México.
El dirigente consideró necesario que gobierno federal y gobierno local clarifiquen las políticas públicas para incentivar la inversión en energías alternativas, aumenten los apoyos a las empresas que decidan utilizar otra clase de combustibles y eliminen restricciones de uso a vehículos no contaminantes.
Agregó la urgencia de que el gobierno de la Ciudad de México aumente la inversión en infraestructura para proveer otros tipos de energéticos y el desarrollo de transporte público más eficiente.
Carlos Mendoza, Presidente de la Comisión de Ecología de esa institución, subrayó la falta de reglamentaciones secundarias para que la competencia entre proveedores de combustibles realmente ocurra. «Hay que buscar la manera de acelerar las inversiones y que entren más competidores pues ello va a permitir que se reduzcan los precios».
Carlos Mendoza señaló que la política fiscal contempla la deducción de bonos de carbono, sin embargo el gobierno no ha publicado el reglamento ni el mecanismo que guiará esta deducción, por lo que no es aplicable, «llevamos esperando más de dos años a ver ese mecanismo entre Hacienda y Semarnat para que las empresas vean un incentivo adicional para poder deducir este impuesto», precisó.
Por otro lado , Luis Felipe Echavarría, Presidente de la Comisión de Energía de Coparmex, confió en que los beneficios de la reforma energética llegarán en el mediano y largo plazo. «En el largo plazo sí vamos a ver una retribución, porque las empresas multinacionales están trayendo mejor tecnología y habrá oportunidad de ser más eficientes y menos dependientes del petróleo. Desde Coparmex necesitamos que den claridad sobre cuál es la canasta energética adecuada y a que le va a aportar el gobierno, porque con eso los empresarios vamos a saber dónde invertir y qué apoyos reales vamos a tener», expresó.