El Gas Natural Vehicular se perfila como la opción más viable en términos económicos y de cuidado ambiental

Ante la crisis que enfrentan los combustibles tradicionales, como el diesel y la gasolina, expertos en materia de movilidad, sustentabilidad y Proveedores se han dado a la tarea de probar y difundir las posibles alternativas. Scania es una de las armadoras que ya cuenta con unidades impulsadas completamente a gas natural para el transporte público con resultados positivos en materia medioambiental y económica en ciudades como Bogotá y Cartagena, en Colombia.

En México, actualmente existen unidades Scania a GNV (Gas Natural Vehicular) circulando en diferentes ciudades, lo que deja ver que el fabricante sueco ya está listo para satisfacer la demanda de vehículos que operan con energías alternas, además de cumplir con la normatividad más reciente sobre el nivel de emisiones contaminantes permitidas.

El uso de este energético tiene diversas ventajas; por ejemplo, el GNV es entre un 40% y 50% más barato que los combustibles tradicionales. En disponibilidad, las reservas de gas natural son bastas, variadas y su descubrimiento va en aumento debido a los constantes trabajos de exploración.

Respecto a su eficiencia, el gas natural ha probado aportar unidades similares de torque; mientras que en el impacto ambiental, el nivel de emisiones generadas por un motor impulsado por GNV puede ser hasta 80% menores que uno a dieesel. Asimismo, su funcionamiento representa solamente un 10% de las emisiones sonoras que se generarían con un motor a diesel.

La armadora advierte que las ventajas del gas natural son muchas y variadas; sin embargo, es necesaria la voluntad y disposición de gobierno, iniciativa privada y público en general para la correcta adopción de éste como una alternativa a los combustibles fósiles tradicionales.

Por ello, reconoció que aún falta mucho por hacer en el rubro de infraestructura, pues la red de distribución para el gas natural en México no ha sido completamente desarrollada, aunque casos como Monterrey, Querétaro y Puebla son ejemplos de que esta Proveedores implementada en el transporte público ofrece resultados positivos en el cuidado del medio ambiente y en la economía del estado.

Adviertió que el marco regulatorio también requiere trabajo, ya que actualmente hay muchas áreas que carecen de la debida regulación, quedando vacíos legales que, de implementarse masivamente, podrían resultar contraproducentes.