En una alianza única en su tipo con Stena Property y su subsidiaria de reciclaje, BatteryLoop, las baterías usadas de los autobuses eléctricos de Volvo serán destinadas como fuente de energía en el complejo residencial de Fyrklövern, en Gotemburgo, Suecia.

“Volvo Buses es un pionero en electromovilidad, impulsado por la meta de crear un transporte público limpio, silencioso y eficiente. La reutilización de las baterías de nuestros autobuses les da una segunda vida, lo cual nos permite usar recursos de una mejor manera mientras que reducimos nuestro impacto climático”, dijo Håkan Agnevall, Presidente de Volvo Buses.

 “La electromovilidad crea nuevos sistemas de negocios circulares y es muy satisfactorio trabajar con Stena Real State y Stena Recycling en el desarrollo de este”.

Dicho proyecto es el segundo en el que Volvo Buses participa para maximizar el uso de las baterías de sus autobuses. La compañía está involucrada también en uno similar en el área residencial de Viva, en Gotemburgo, el cual ha recibido varios premios, incluyendo al Edificio Ambiental del Año por parte del Green Building Awards de Suecia 2019.

“Tenemos una estrategia de sustentabilidad muy clara en Volvo Buses, donde no solo buscamos crear transporte público sustentable, sino que también buscamos que toda nuestra cadena de valor sea sustentable. Al mismo tiempo, creamos otro incentivo comercial para la transición a autobuses eléctricos, ya que los usos de sus baterías están siendo expandidos”, explicó Håkan Agnevall.

En el área residencial de Fyrklövern las baterías reusadas serán cargadas mediante paneles solares instalados en los techos de los edificios, y la energía que se guarde en ellas será usada para áreas públicas como lavanderías y luces de exteriores. Cuando la capacidad de almacenamiento de energía de las baterías se acabe, estas serán enviadas a Stena Recycling para ser recicladas.

Proyectos como estos se unen a los esfuerzos a nivel mundial que Volvo Buses ha emprendido en favor del medio ambiente. En México, la marca también es partícipe de la transformación de la movilidad ofreciendo los autobuses más eficientes en cuanto a uso de combustible del mercado, apegados a las normas Euro VI. Autobuses como estos ya se encuentran en circulación en la Ciudad de México como parte de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP).