Con el fin de garantizar un transporte público de calidad, seguro, eficiente e incluyente, la Secretaría de Movilidad y Transporte de Puebla llegó a un acuerdo con concesionarios para dignificar el servicio y renovar el parque vehicular.

Lo anterior, tras implementarse un ajuste en las tarifas, las cuales, por decisiones políticas que llevaron a no realizarse incrementos durante los últimos nueve años, mermaron la calidad del servicio, y en consecuecia hubo un deterioro de las unidades.

Guillermo Aréchiga Santamaría, titular de Movilidad y Transporte de la entidad, destacó que el acuerdo permitirá que las unidades del transporte público cuenten con sistema GPS, cámaras de video vigilancia y botones de pánico, tecnología que tendrá que estar vinculada a la Secretaría de Seguridad Pública.

Anunció que en 120 días, el organismo inspeccionará el convenio para corroborar el cumplimiento de los acuerdos.

Adelantó que de no efectuarse estos cambios en las unidades del transporte público, se procederá al retiro de vehículos o a la revocación de la concesión, según sea el caso.

Cabe destacar que, a partir del 12 de octubre de 2019, entrarán en vigor las nuevas tarifas del servicio, que se incrementó en 2.50 pesos.