La Secretaría de Movilidad, en coordinación con la Secretaría de Seguridad, la Fiscalía General de Justicia y la Comisión de Derechos Humanos (CODHEM) del Estado de México verificaron del nueve al 24 de octubre del año en curso a 3,109 vehículos, con el fin de brindar viajes más seguros.
 
El protocolo del operativo implementado se basó en la inspección de licencias de conducir, placas, seguros vigentes y que las unidades contaran con una antigüedad menor a los 10 años. Además, se llevaron a cabo 1,018 pruebas toxicológicas, de las cuales 35 resultaron positivas, por lo que los conductores fueron remitidos al Ministerio Público.
 
Por su parte, la fiscalía revisó que no existirán órdenes de aprehensión en contra de los choferes y que las unidades no tuvieran reporte de robo.
 
Estas acciones se efectuaron bajo la supervisión de la CODHEM para garantizar el respeto hacia los derechos de los usuarios y de los conductores.
 
La Secretaría de Movilidad informó que la demanda de licencias para transporte público incrementó 23%, comparado con el mismo periodo del mes anterior.