Para la mayoría de las familias mexicanas que habitan en zonas urbanas de más de 2 mil 500 habitantes, el transporte es el segundo concepto de gasto familiar con el 19.3 por ciento.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las familias con menores ingresos en el país  gastan el 11% de sus percepciones económicas en transporte público; mientras que las que ganan más sólo utilizan el 0.8% para trasladarse.

Asimismo, explica que nivel nacional, el 11.7%  de los ingresos se reservan para el transporte, considerando el traslado en unidades de servicio público y foràneo, adquisición de vehículos de uso particular, refacciones, partes, accesorios, mantenimiento, combustible y servicios para automotores.

Destaca que la gran diferencia, es que el perfil más bajo de la población, que tiene un ingreso mensual de alrededor de 2 mil 722 pesos, ocupa el 56% de sus percepciones sólo para el uso de transporte público. El perfil alto, con ingresos mensuales promedio de 56 mil 285 pesos, ocupa únicamente el 9.4% de sus honorarios en el mismo rubro.

Referente a la Ciudad de México, el transporte sigue siendo el segundo concepto de gasto, con 7 mil 455 pesos trimestrales, en contraste con 5 mil 908 pesos para vivienda y servicios o  mil 200 pesos destinados para la salud.

Agrega que Chiapas es el estado con menor gasto. Sin embargo, el transporte sigue siendo el segundo concepto, con dos mil 616 pesos trimestrales,

Esta tendencia, advierte, va en aumento, sin que represente una mejora en la calidad de los servicios.