Volvo Buses es la primera empresa en instalar un sistema de gestión de zona en sus autobuses, lo que ayudará a que las ciudades sean más seguras y respetuosas con el medio ambiente.

La gestión de zona es similar a un sistema avanzado de geofencing, que es la geolocalización (rodear, sombrear, cercar) una zona o área geográfica de manera virtual, “con el fin de limitar la velocidad de los vehículos o incluso detenerlos completamente», explicó Matti Granhage, responsable del desarrollo de servicios y soluciones conectadas de Volvo Group Connected Solutions.

Señaló que en un sistema de gestión de zona, el propio vehículo utiliza los datos descargados para saber a qué velocidad debe viajar y a dónde puede ir. Por ejemplo, si hay una zona de cero emisiones en una ciudad, un bus híbrido puede cambiar fácilmente al modo eléctrico.

«Fuera de las escuelas o en partes del interior de la ciudad donde hay mucha gente, el autobús reduce automáticamente su velocidad a un nivel en el que el freno automático puede hacer su trabajo si alguien sale a la carretera. No hace ninguna diferencia la fuerza con la que el conductor presiona el acelerador», mencionó.

Otra de las ventajas de esta tecnología, apunta, es la conducción de noche por áreas muy urbanizadas, ya que el sistema puede asegurarse de que solo puedan ingresar vehículos eléctricos para mantener los niveles de ruido al mínimo. De hecho, algunas ciudades ya están planeando permitir únicamente unidades con emisiones cero en sus centros en el futuro.

“Un vehículo que está conectado a Zone Management lo sabrá y cambiará automáticamente al modo eléctrico a medida que se acerca a la zona. Los sistemas de transporte serán más eficientes, respetuosos con el medio ambiente y con mayor seguridad”, advirtió.

Desafíos
Un desafío presentado por el sistema, según Matti, es el espacio necesario para almacenar una gran cantidad de datos en el vehículo. «Estamos buscando algunas soluciones diferentes, pero los autobuses que cubren distancias más largas deben ser lo suficientemente inteligentes como para saber dónde encontrar los datos para la parte del país en el que se encuentran actualmente».

Dijo que la investigación ya está en marcha en este campo y los países están revisando su legislación para hacer que las ciudades sean más seguras.

Finalmente, expresó que la gestión de zonas también es importante para los vehículos autónomos del futuro, por lo que la marca podrá ofrecerla en los próximos años.