MONTERREY, N.L.- Volvo Buses y el fabricante de carrocerías Marcopolo hacen sinergia para crecer en el segmento urbano, con la presentación del nuevo autobús B8R/MP60MT, que destaca por su motor trasero.

El objetivo con esta unidad con carrocería Marcopolo, expuesta en Expo Proveedores del Transporte en su vigésima edición, a decir de Francisco Loera, gerente de ventas zona norte de Volvo Buses, es conquistar el mercado de autobuses clase 8 en el país, en el que la marca sueca busca pasar del 4% a un 20% su participación al término de 2019.

La meta, dijo, es alcanzar cerca de 160 unidades colocadas, de las cuales alrededor de 70 podrían comercializarse en Monterrey, zona en donde la renovación del parque vehicular es de 600 unidades y en la que Volvo Buses tiene como objetivo para ampliar su penetración.

Por su parte, Pablo Mociño, gerente comercial ventas, red y turismo de Marcopolo México, señaló que la mancuerna con Volvo forma parte de la filosofía que tiene el fabricante de carrocerías desde hace tres años, enfocada a la flexibilidad del modelo de negocios.

Explicó que la carrocería MP60MT cuenta con las mismas características que prevalecen en el mercado de autobuses urbanos de Monterrey, al incluir motor trasero y aspectos del modelo Torino.

“Todos nuestros productos cuentan con tecnología de punta y están elaborados con acero de alta resistencia y con mayor resistencia a la corrosión”, concluyó.