El área de Postventa de la marca ofrece algunos consejos para que los transportistas aprovechen al máximo la rentabilidad de los motores a diesel de Detroit. Con esta información los dueños de los vehículos evitarán el desgaste prematuro del motor:
1.- Elaborar una lista de inspección visual con base en las exigencias de operación de cada flota.
2.- Considerar el costo-beneficio para respetar los periodos máximos permitidos para cambio de filtros, aceite y líquido refrigerante. Evitar dejarlos destapados por mucho tiempo, y no cubrirlos con trapos o estopas para evitar su contaminación.
3.- Cuidar la calidad del diesel que se utiliza, evitando el uso de combustibles de dudosa procedencia pues atentan contra el motor.
4.- Utilizar lubricante, refrigerante y filtros especificados por el fabricante.
5.- Realizar la calibración del motor conforme a los periodos establecidos en los manuales. Este procedimiento consiste en ajustar la holgura de las válvulas que se van desajustando con el uso, a fin de seguir manteniendo un desempeño óptimo en el motor.
6.- A falta de diesel UBA, Postventa Freightliner recomienda utilizar aceite homologado por Detroit con especificación CI4 Plus para una mejor protección al motor.
7.- Realizar la purga del motor, lo cual consiste en sacar el aire del sistema de combustible para cuidar sus componentes internos y el correcto funcionamiento.
8.- Calibrar el freno de motor de acuerdo a recomendaciones y lineamientos establecidos por el fabricante.
9.- Llevar un adecuado control de neumáticos, revisando que tengan la presión adecuada y cuidar la distribución apropiada de la carga.
10.- Alinear los ejes tanto del tractocamión como del remolque.
De acuerdo a la información que proporciona Postventa Freightliner en su página web, poner en práctica estas recomendaciones muchas veces supone un cambio en la cultura del mantenimiento y operación de las unidades, pero son importantes realizarlas para obtener mejores resultados en cuanto al rendimiento y rentabilidad de las flotas.