Ouro Verde, empresa de tercerización y gestión de flotas, concluyó su mayor negociación del año al recibir 250 nuevos camiones Volkswagen. El lote, compuesto por modelos Delivery y Constellation, será dividido entre las siete empresas que alquilaron los vehículos para aplicaciones en los sectores forestal, eléctrico, limpieza y agronegocios en todo Brasil.

Está adquisición es la más grande efectuada por Ouro Verde en los últimos tres años y refuerza la buena aceptación de los camiones Volkswagen por los clientes cuando buscan flotas alquiladas. “VW se destaca por la versatilidad del portafolio siendo uno de los más completos entre los fabricantes” justificó Lucas Barboza, gerente de Compras de Ouro Verde.

Los camiones destinados para el alquiler pasan por filtros enfocados al costo de adquisición, el valor de reventa al final del contrato de arrendamiento y la facilidad de mantenimiento, enfatizados por Ouro Verde al adquirir los modelos. También por su elevada disponibilidad, la confiabilidad del vehículo y penetración de las concesionarias.

“Los camiones VW combinan esas exigencias y frecuentemente ya están entre los favoritos de nuestros clientes en el momento de contratar nuestros servicios de alquiler y gestión de la flota”, completa Barboza.

VW Caminhões e Ônibus atiende a la medida a las más diversas aplicaciones. Y, con el surgimiento de los clientes de alquiler, actuamos en las dos puntas, desde la adquisición hasta la operación, por eso el cuidado con los detalles la y excelencia es minucioso”, afirma Ricardo Alouche, vicepresidente de Ventas, Marketing y Servicios de VW Caminhões e Ônibus.

En la gama que componen las adquisiciones de este año de Ouro Verde están desde los livianos Delivery 6.160 hasta los pesados VW Constellation 31.330. De ese total, la mayoría de los modelos es Constellation 24.280, el semipesado más vendido de Brasil, y el mediano Constellation 17.190. Todos ellos tienen, además, el contrato de mantenimiento ofrecido por la fabricante.