A tres meses de que empiece el proceso de emplacamiento de los cerca de 70 mil dollies que actualmente se utilizan en el transporte nacional, se considera que el 30% de esa cifra no pasará las especificaciones que plantea la NOM-012.

Salvador Saavedra Ceballos, vicepresidente del sector de la Industria Automotriz y de la Rama Industrial 105 de Canacintra, explicó que los procedimientos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), aún no están completamente definidos como tampoco existe un censo real de los sistemas de acoplamiento.

Como participante en la elaboración del proceso de emplacamiento, el directivo explicó en la reunión del Consejo de Mantenimiento y Tecnología (CMT), que la mayoría de los dollies en funcionamiento no cumplen con las exigencias de pesos y dimensiones ni de seguridad.

Por esa razón se infiere que cerca del 15% son vehículos fabricados en herrerías o acondicionados con camiones viejos; otro 10% utiliza suspensión de muelles y un gran porcentaje no incluye las válvulas adecuadas, entre otros aspectos técnicos, por lo que no aprobarán la revisión para recibir su placa respectiva.

El cambio de estos equipos implicará a los transportistas una inversión aproximada de entre 10 mil y 20 mil dólares.

Salvador Saavedra mencionó que el primer filtro en el proceso de emplacamiento podría iniciar en el segundo trimestre del año y será para exhibir la documentación que avale la fabricación del dolly; que el dueño acredite la propiedad; el vehículo debe tener placa de identificación y número de identificación vehicular también en el chasis.

Los vehículos creados posteriormente a 2010 deberán presentar carta de cumplimiento de la NOM-035 de seguridad de remolques y NOM-068 de condiciones físico-mecánicas.

Los sistemas de acoplamiento, tipo A o H, deberán haber sido concebidos y fabricados para ser dollies, pueden ser de doble lanza o lanza sencilla; que el bastidor esté sano (sin grietas); deben tener suspensión neumática y sistema de ajuste automático de frenos.

Otros aspectos obligatorios son: tener válvulas de relevo y de paso; rines en buenas condiciones; que tengan todos los birlos; los dollies requieren sistemas eléctricos sellados; líneas que respondan a colores rojo y azul; quinta rueda sin cuarteaduras; sin faltantes de tornillerías grado 8; frenos ABS perfectamente identificados; ganchos y cadenas; llantas.

Como no se permite arrastrar los dollies, los transportistas tendrán que llevarlos a la verificación para emplacamiento en plataformas o engachados al tractocamión.