Transportes Monroy Shiavon (TMS) descubrió un aliado de la productividad en Freightliner y sumó a su flota 50 tractocamiones Cascadia con motor DD15 y 30 camiones modelo M2, configurados para adaptarse a las operaciones de la empresa que apuesta por la tecnología y el rendimiento de combustible.
 
Por tercer año consecutivo, la marca fue seleccionada por esta flota que dirige Raúl Monroy para incorporar más vehículos a su flota. En esta ocasión, TMS adquirió los tractos con motor DD15 y transmisión Ultrashift y configuración 6×2, mientras que los M2 112 cuentan con quinta rueda y cabina extendida.
 
En la entrega de camiones, realizada en las instalaciones de la empresa transportadora
-en Cuautitlán, Estado de México-, Stefan Kürschner, presidente y director general de Daimler Vehículos Comerciales México, agradeció la confianza hacia la marca al haber incorporado más Freightliner a su flota y reconoció la labor de TMS al tener como prioridad la seguridad en las carreteras.
 
Por su parte, Raúl Monroy, director general de TMS, consideró que los vehículos están hechos a la medida de los requerimientos de la empresa, que favorecen la productividad de los operadores por la comodidad que les brinda y la maniobrabilidad de los mismos, además del excelente rendimiento de diésel que les ha reportado.
 
Fernando Zapata, director comercial y mercadotecnia de Grupo Zapata, concesionario a través del cual TMS adquirió las 80 unidades, reiteró el compromiso de soporte postventa a la empresa que ofrece transporte internacional, dedicado, de cruce fronterizo y transporte especializado de materiales y residuos peligrosos.