Con las cifras de producción y exportación registradas en marzo “se reflejan las primeras semanas de la pandemia en México y Estados Unidos, por lo cual, el efecto final será mucho mayor”, advierte la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

En marzo, la producción de vehículos de autotransporte fue de 12 mil 584 unidades, 29.1% menos que el mismo mes del año pasado, en tanto que se exportaron un total de 11 mil 062 unidades, lo que significó una caída del 23.0%, con relación al mismo mes de 2019.

ANPACT dio a conocer que, durante el primer trimestre del año, se produjeron 38 mil 221 unidades, cifra que, comparada con las 50 mil 346 unidades producidas durante el mismo periodo de 2019, representa una disminución del 24.1%. En lo que respecta a las exportaciones acumuladas, éstas alcanzaron un total de 33,223 unidades, es decir, una caída de 20.8% respecto al mismo periodo de 2019.

 Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la ANPACT, comentó que “hoy, reafirmamos nuestro compromiso porque sabemos que la industria nacional fabricante de vehículos para el autotransporte es un motor del bienestar en México. Impulsar el autotransporte será una tarea decisiva, ya que nuestra industria tiene un efecto multiplicador sobre otros sectores de la economía, y es indispensable para construir una nueva normalidad. Seguimos en el camino por México, comprometidos a cuidar de la salud de cada uno de nuestros colaboradores y sus familias”. 

Agregó que “los transportistas que requieren de nuestros vehículos han estado al frente de la lucha contra el COVID-19, entregando alimentos, medicinas y transportando personal. Muy pronto, será el turno de reconocerles su labor convirtiendo esta crisis en una oportunidad que impulse su competitividad”.