Para impulsar la reactivación económica de la región, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Red de Carreteras de Occidente (RCO) firmaron un convenio que modifica el título de concesión para ampliar los proyectos carreteros que esta última administra en el occidente del país.

En esta expansión, se invertirán 6 milmillones de pesos enfocados en la construcción de los ramales Zitácuaro-Maravatío, Ecuandureo-La Piedad y el Libramiento de Lagos de Moreno, con una longitud total de 135 kilómetros.

El documento firmado y entregado por Javier Jiménez Espriú, titular de la SCT a Demetrio Sodi Cortés, director general y consejero de RCO, está basado en el esquema conocido como “desdoblamiento” de la concesión, señala que la operación de los ramales será libre de peaje, por lo que, con estas acciones, el concesionario mejora la eficiencia y seguridad del servicio carretero en los estados de Guanajuato, Michoacán y Jalisco.

Con la construcción de estos proyectos carreteros, se atienden los problemas de congestionamiento, se reducen los tiempos de traslado, los índices de accidentes y la contaminación ambiental. Asimismo, favorece la consolidación económica de la región, se generan empleos y se da acceso carretero a comunidades rezagadas.

Durante la firma del convenio, Demetrio Sodi Cortés, también dio a conocer la compra-venta de acciones de RCO por la operadora internacional de autopistas ABERTIS, la cual figura entre las más grandes y modernas del mundo.

La operación significó la venta del 70% de sus acciones y genera la entrada al país de un monto de inversión extranjera estimada en 45 mil millones de pesos.

Con esta operación, el concesionario RCO se recapitaliza y reinvertirá en el programa de carreteras y autopistas a través de su participación en el esquema de desdoblamientos. Estas tres obras inician su construcción en 45 días.