Ante el creciente movimiento de mercancías en la zona, las cuales de enero a mayo representaron 13.5 millones de toneladas de carga y 1.24 millones de contenedores de 20 pies (TEUs), que representaron 1.2% y 4.8% más, respectivamente, que en igual periodo de 2018, el gobierno federal contempla la ampliación del puerto de Manzanillo en la Laguna de Cuyutlán.

Para ello, se invertirán alrededor de 23 mil 500 millones de pesos, entre recursos privados y públicos, con el propósito de impulsar el desarrollo del Sistema Portuario Nacional y atender la creciente demanda de servicios, así como generar mayor desarrollo social, local y regional.

El proyecto de expansión incluye la construcción de cuatro nuevas terminales: una especializada de contenedores (TEC) con capacidad para movilizar 1.75 millones de TEUs al año; otra para granel agrícola; una más para granel mineral y una especializada en hidrocarburos.

Adicional, para estrechar la relación puerto-ciudad y conciliar el desarrollo portuario con el medio ambiente, se prevé la construcción de cinco presas de retención de azolves en el cauce del arroyo Punta de Agua y la modernización de la planta de tratamiento de agua de Salagua.

El gobierno de la república, a través de la Secretaría de Comunicaciones y transportes (SCT), la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante (CGPyMM), y la API Manzanillo, para cumplir con las obras de mitigación ambiental, realizará evaluaciones trimestrales a los trabajos de seguimiento, así como inspecciones rutinarias, en coordinación con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).