La aplicación de un arancel del 5% a todas las importaciones mexicanas que van a Estados Unidos no sólo afectaría directamente a los consumidores finales de los productos, también traería un impacto negativo a la industria del transporte de carga en México.

Julián Gaxiola, director general de GM Transport, firma  desarrolladora de tecnología, apuntó que  las empresas que exportan tendrían que encarecer sus productos y se volverían menos competitivas, de llevarse a cabo la implementación de aranceles anunciada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. “Al no exportar o reducir las compras al extranjero, el transporte se vería afectado con menos operación”.

El directivo mencionó que existen gran cantidad de productos que se envían hacia el país vecino del norte mediante el transporte de carga que se verían en problemas, sobre todo de la industria de alimentos y bebidas, automotriz, electrónica de consumo, electrodomésticos, entre otros.

Lo anterior, derivado de que, si las autoridades mexicanas no toman medidas adecuadas para reducir o eliminar el número de extranjeros ilegales que cruzan su territorio hacia Estados Unidos, las tarifas se incrementarán a 10%, y así sucesivamente, hasta llegar a 25% en unos meses.

Adicional a México, según la Cámara de Comercio de Estados Unidos, las localidades de este país que igualmente se verían afectados, están: California, Arizona, Utah, Texas, Florida y Georgia, entre otros.

Ante ese escenario, Gaxiola recomienda a los transportistas prevenir y volverse más competitivos, utilizando herramientas avanzadas como software ERP especializado en transporte; instalar GPS en sus unidades con detector de jammer; mejorar sus tiempos de entrega e integrar dispositivos en los tanques que les ayuden a medir y controlar el combustible.

“Sabemos que el transporte en México es primordial para mover la economía del país; para esto los transportistas deben prepararse capacitando a sus operadores, manteniendo sus unidades en óptimas condiciones, prestando un buen servicio, analizando y cuidando sus costos para lograr mayor utilidad, tomar medidas precautorias para moverse en las rutas identificadas como de alto riesgo”, concluyó.