“Urge una atención muy aguda a reforzar a nuestras empresas de autotransporte que no sólo están en la línea de fuego de la pandemia, sino que son clave para la recuperación económica”, consideró Miguel Elizalde, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

A unos días de que arranquen de nuevo operaciones las 13 plantas de los asociados a la ANPACT, reiteró que están listas con los protocolos de seguridad e higiene establecidos en los lineamientos para reiniciar actividades; un par de empresas asociadas ya solicitaron la autorización y están en espera de la respuesta. Aún no hay un pronóstico de hasta cuando alcanzarían estas fábricas de vehículos pesados su capacidad normal en la producción.

A la fecha, éstas son las cifras que más preocupan en la industria: 

  • Disminución de 24.1% en la producción de vehículos del autotransporte de enero a marzo de 2020.
  • Menos 20.8% en exportación en el mismo periodo.
  • Caída de 48.1% en el mercado interno mayoreo (enero -abril)-
  • – 42% mercado interno menudeo (enero-abril).

También hizo hincapié en que la salud de los colaboradores es la prioridad, pero se busca también mejorar su sentido de seguridad y pertenencia a la sociedad y en los centros de trabajo, así como en la corresponsabilidad en el cuidado de la salud.

En otro sentido, pero sobre la misma línea de la salud, especificó que “es importante contar con flotas que contribuyan a una seguridad vial cada vez mayor que cuide la vida de las personas y a un medio ambiente cada vez más limpio que cuide la saluda de la ciudadanía. La renovación vehicular salva vidas”.   

Al participar en el Sexto Informe Semanal COVID-Industrial de la Concamin, destacó que la importancia de la industria que produce vehículos que, a través del autotransporte de carga y pasaje, atienden todas las actividades económicas de Canadá, Estados Unidos y México. “Nuestros vehículos son un bien productivo no un bien de lujo”, enfatizó.

Miguel Elizalde resaltó que urge respaldar al transportista que hoy se ha considerado un héroe al enfrentar la contingencia sanitaria por la COVID-19 con planes de renovación vehicular, esquemas de financiamiento, estímulos verdes, para un transporte moderno, seguro y competitivo. “Nuestro compromiso es seguir en el camino por México. Nada es más importante que la salud de nuestros colaboradores y sus familias”.