«Continuidad y adecuación a los cambios”, frase clave en la agenda de trabajo 2019 de Enrique González Muñoz, quien en este segundo periodo al frente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) no baja la guardia y mantiene firme los objetivos para potencializar al sector, en un entorno cambiante y de muchos retos por enfrentar.

El cambio más importante en este periodo es el inicio del nuevo gobierno federal, “en el que tenemos que ser muy serios en nuestras posturas, y no entrar en la `rumorología´, problemática que se ha venido dando en los primeros meses del sexenio. Somos una organización que cuando damos la opinión de algún tema, siempre debe ser con fundamentos”, advierte en entrevista con Magazzine del Transporte.

El presidente nacional de Canacar expresa que aún hay una extensa labor pendiente para avanzar en cada uno de los temas que persiguen constantemente al autotransporte: seguridad, profesionalización, competitividad y marco jurídico y normativo.

A esos ejes prioritarios, se suma el fortalecimiento de las vicepresidencias regionales, con el establecimiento de algunas delegaciones, como la reapertura de Puebla, la cual cuenta ahora con una estructura más adecuada a las necesidades de la región, buscando no sólo solucionar las problemáticas como la inseguridad, sino potencializar las áreas de desarrollo, al ser un punto importante por su cercanía con el puerto de Veracruz.

Igualmente se abrió la delegación de Oaxaca, con el fin de tener presencia en el estado, lo que dará pauta para seguir con las delegaciones de Salina Cruz, en la misma entidad, y Coatzacoalcos en Veracruz, por sus ventajas naturales y logísticas para convertirse en una región altamente productiva.

En el primer año de actividades como titular de Canacar, se inauguró la delegación de La Paz, en Baja California. “Anteriormente, la proveeduría de los productos que se requerían en la región venía en 80% de Estados Unidos; ahora, la tendencia se invirtió, el 80% es nacional y el resto del vecino país. Los cruces marítimos se han fortalecido, y es una entidad en la que vemos cómo las diferentes modalidades de transporte son complementarias; en este caso, el transporte marítimo con el terrestre”.

Enfatiza que en la delegación de Cancún, en Quintana Roo, pretenden establecer un programa homogéneo para fortalecer la región Campeche-Mérida-Cancún. Y finalmente, menciona que la delegación de Nayarit, surgió con el propósito de crear la ruta del Pacífico junto con las filiales de Manzanillo, Tepic y Culiacán.

Profesionalización

Este es uno de los grandes retos que enfrenta Canacar. Enrique González Muñoz menciona que actualmente cuentan con centros de capacitación en cuatro estados del país: Aguascalientes, a través del Centro de Capacitación para el Trabajo Industrial 28 (Cecati); Río Blanco, Veracruz; Nuevo León y Guanajuato.

El objetivo es establecer más centros; el de Nuevo Laredo, Tamaulipas, tiene un avance de 90% y no se ha podido concluir; se está preparando el de Apizaco, en Tlaxcala y este 2019 se abrirá uno en Cuautitlán y uno más en el Valle de Toluca, en el Estado de México.

“Estamos en pláticas con instituciones de Guadalajara y de Manzanillo, en donde llevamos un avance sustancial. Mientras, está por inaugurarse el de Mexicali, Baja California. Es un proyecto que tenemos a nivel nacional y que queremos cristalizar en este nuevo periodo, con la posibilidad de agregar hasta seis centros de capacitación adicionales”, resalta.

Sobre la inseguridad en las carreteras, cuya labor para combatirla no se detiene, afirmó: “Desgraciadamente sigue la tendencia al alza, es lamentable que las zonas donde se presenta el robo del `huachicol´, también son de peligro para el robo al autotransporte”.

Enrique González Muñoz concluye al destacar que en esta nueva gestión dará continuidad a reuniones con los gobiernos federal y estatales, así como con organismos de la iniciativa privada para establecer las soluciones necesarias y poner freno a esta actividad ilícita que afecta a la industria del transporte.