La Cumbre del Foro Internacional del Transporte de la OCDE, concluyó con una Declaración Ministerial en la cual, los países participantes se comprometen para que la gobernanza en el transporte responda a la dinámica y rápidas transformaciones del sector y equilibre objetivos y necesidades con responsabilidades y recursos, a fin de promover soluciones para un desarrollo sustentable.
 
Las acciones de eficacia y calidad implementadas por los gobiernos deben asegurar que los puntos de vista de todos los ciudadanos sean tomados en cuenta y que las voces de los más vulnerables son consideradas en la toma de decisiones, según se indica en la Declaración signada por los ministros de transporte de 57 países.
 
Los ministros de transporte marcaron la dirección de los esfuerzos a realizar:

Utilizar las mejores prácticas internacionales y la estandarización de procedimientos para impulsar la conectividad que facilite el comercio y la movilidad

Desarrollar esquemas de financiamiento para la creación de infraestructura del transporte que asegure obras de alta calidad para un acceso y una movilidad más eficientes, seguras, confiables, resilientes y sustentables. 

Promover y regular los avances tecnológicos y la digitalización para el acceso incluyente a los servicios de transporte, Así como promover programas de gobierno en apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

Compartir datos reales y actualizados que sirvan a la planeación y operación del transporte y sean base para el desarrollo de aplicaciones digitales que ofrezcan servicios complementarios de mejora. 

Fortalecer las leyes y cooperación en todos los niveles de autoridad para asegurar que los sistemas de transporte urbano provean acceso incluyente y soluciones de movilidad sustentable.
 
En esta reunión, México ejerció la presidencia de la Cumbre a través de Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes.