De una adquisición de 612 pipas por parte del gobierno federal para la distribución de combustibles, que en enero consideró  671 unidades, a la fecha sólo hay 428 en funcionamiento, con el plan de operar el 100% de la flota a finales de abril.

Así lo informó Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex),  al señalar que el gasto realizado por las 612 pipas ascendió a 100 millones de dólares. Dicha compra, permitirá reemplazar aquellas unidades que van a ser dadas de baja a partir del inicio de la nueva regulación, y ayudará a la paraestatal disminuir el número de vehículos que actualmente le renta a privados.

Con ello, aseguró que ya hay regularidad en el abasto y en la venta de los hidrocarburos, pues si bien se mantuvo el número de tomas clandestinas, el robo bajó.

Durante la conferencia matutina del gobierno federal, explicó que hacia el 1º de febrero había 13 millones de litros que se le solicitaban a Pemex por parte de las estaciones de servicio; cantidad que en enero era mucho más que lo requerido; y para abril la demanda se ha atendido de manera adecuada, “por lo que prácticamente ya no tenemos demanda sin atender”.

Apuntó que en 2018 fueron robados 56 mil barriles diarios; en noviembre se llegó a 81 mil; y en enero, con el cuidado de los ductos, la cifra se redujo a 18 mil; en febrero a 9 mil; y en marzo a 8 mil; para abril, únicamente se reportaron 4 mil barriles hurtados por día.

En el periodo que va del 21 de diciembre y hasta el día de hoy, 23 de abril, el robo promedio es de 11.2 mil barriles diarios.

Indicó que a partir de la puesta en marcha del plan contra el huachicol, se ha generado un ahorro estimado de 12 mil millones de pesos. “De continuar así, ahorraremos hasta 50 mil millones de pesos a lo largo del año”, apuntó el presidente Andrés Manuel López Obrador.