Al estimar que el costo logístico para las empresas implica hasta el 33% del precio final de sus productos, se podría pronosticar, al menos, un impacto del 6% en los precios finales de los productos manufacturados en el estado, tan solo por el incremento del diesel, afirmó la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León.
Con ello, la competitividad y los costos de productos manufacturados se verán seriamente afectados, aquejando directamente a las empresas transportistas y al sector industrial, aseveró al dar a conocer su postura ante el incremento en los precios de los combustibles en 2017 y el impacto en el sector industrial.
«Los industriales de Nuevo León se han manifestado, en múltiples ocasiones, a favor de esquemas competitivos, eficientes y transparentes respecto al establecimiento del costo de gasolinas, diésel, gas y electricidad en el país».
La reforma energética, aprobada recientemente, generó enormes expectativas de alcanzar dichas metas, donde la promesa de la liberalización de precios en gasolina y diésel provocaría una reducción importante en los precios de estos combustibles.
Contrario a esto, a lo largo de la actual administración federal, se han registrado incrementos significativos en los costos de estos mismos. De enero de 2013 a diciembre de 2016, el diésel acumula un incremento del 29.7%, cifra superior a la inflación para ese mismo período. Si a este incremento, le sumamos lo aplicado para enero de 2017, el acumulado alcanza el 51.2%.
Para el caso de Nuevo León, la situación se agrava ya que las gasolinas tendrán un incremento acumulado de hasta un 58.4% para el período enero 2013 – enero 2017, sólo en la primera etapa del esquema propuesto por el Gobierno Federal, siendo superior al promedio nacional. En el caso del diésel, en el estado tiene un incremento del 51% acumulado.
Para el sector productivo nacional, esta situación es insostenible e, invariablemente, con graves efectos inflacionarios que impactarán a toda la sociedad, por lo que la Cámara de la Industria de Transformación hace un enérgico llamado a las autoridades del Gobierno Federal para que sean revisados, de manera inmediata, los impactos de la propuesta de la Secretaría de Hacienda para los costos de los combustibles.
Es urgente que el gobierno instruya mecanismos que contribuyan a mantener la confianza empresarial y del consumidor, así como garantizar la calidad y el abasto de combustibles a lo largo del país.
Adicional a esta urgente necesidad de acción del Gobierno Federal, proponemos una serie de medidas en múltiples temas, los cuales impulsarán la actividad productiva de las empresas y buscarán mitigar los efectos de las actuales medidas en los energéticos, como:
1. La aplicación urgente de medidas de austeridad en el gasto corriente, combate a la corrupción e impulso a la transparencia en todas las instancias del Gobierno Federal, Estatal y los municipales.
2. Garantizar el libre tránsito y la seguridad de mercancías al interior de la República, evitando desabastos que pudieran provocar efectos inflacionarios aún mayores.
3. Reducción, en todos los niveles de gobierno, de los trámites administrativos que impiden y obstaculizan las inversiones nacionales y extranjeras.
4. Implementar, de forma inmediata, el esquema de estímulos fiscales a la innovación aprobado en el Paquete Fiscal 2017. Además, incrementar los apoyos en este rubro considerando el efecto multiplicador que tienen sobre la economía.
5. Recuperar recursos del Fondo Nacional del Emprendedor que beneficia a las MiPyMEs, los cuales fueron reducidos en cerca del 50% en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2017.
6. Impulsar la inversión en vías de comunicación e incentivos para lograr un transporte eficiente y competitivo de mercancías, tanto en el autotransporte como en el ferrocarril.
En este momento, es crucial contar con un mercado interno sólido, como principal motor de la economía nacional, apoyado por estrategias que tengan como fin el desarrollo de la planta productiva, así como la generación y mantenimiento del empleo.
De la misma forma en que el gobierno solicita comprensión de la sociedad ante estos incrementos, los industriales de Nuevo León claman a la comprensión y a la acción inmediata de las autoridades ante la situación de mayores presiones inflacionarias para las empresas y para todos los consumidores.