Organismos empresariales, entre ellos la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat) y la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), reprobaron la consulta popular que se realizó este fin de semana en Mexicali, Baja California, sobre la construcción de la planta de Constellation Brands en la entidad.

En un comunicado la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), que alberga a organismos cúpula del sector transporte, calificó como “absurdo” que el gobierno realice una consulta popular, la cual frena las inversiones en el país.

Francisco Cervantes Díaz, presidente de Concamin, lamentó que en este momento de crisis, con una moneda depreciada, finanzas públicas amenazadas, riesgo de desempleo y menores tasa de interés y disponibilidad de capitales, “impulsar esta medida es extremadamente imprudente y pone en entredicho a México como país de destino de inversiones extranjeras”, dijo

Dijo que independientemente de los recursos legales y de otro tipo al alcance de Constellation Brands -empresa afectada- para oponerse al resultado de tal consulta, la señal al mundo es la de que en México no existe Estado de Derecho y eso en nada ayuda a nuestra imagen como país receptor de nuevas inversiones extranjeras y del sector privado nacional.

“Esta consulta es inconstitucional, por lo que resulta doblemente grave e inaceptable al practicarse en relación con un proyecto de inversión que había satisfecho todos los requisitos correspondientes.

“Sin inversión privada no hay crecimiento y sin crecimiento no hay empleos”, señaló Cervantes Díaz.

Constellation Brands produce y vende las marcas de Grupo Modelo, así como vinos y licores. Cuenta con con operaciones en México, Estadso Unidos, Nueva Zelanda, Italia y Canadá.