Hasta anoche, la Secretaría de Energía reconoció que en 32 de las 1,900 gasolineras del Valle de México están cerradas al no contar con el energético, y aunque el gobierno federal hizo un llamado a no hacer “compras de pánico”, durante el martes los automovilistas hicieron largas filas en otras estaciones de servicio para abastecerse.
 
Rocío Nahle, la secretaria de Energía, reconoció que hubo un error de logística lo que tuvo como consecuencia el actual desabasto.
 
El problema inició porque el gobierno federal ordenó cerrar los ductos para combatir el robo de combustible y la distribución la realiza con pipas, vía terrestre, lo cual está retrasando la entrega del energético a las gasolineras ubicadas en la zona del Bajío, principalmente Jalisco, Querétaro, Hidalgo, Guanajuato, y ahora Estado de México.
 
Por su parte, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) ayer inició la instalación de mesas de trabajo con Pemex Logística para buscar cómo aumentar el servicio para la distribución de hidrocarburos, pues del total de la distribución sólo el 30% se realiza en autotanques. Para ello, la Canacar solicita mayor seguridad en los tramos carreteros más vulnerables.
 
Esta mañana, el presidente Andrés M. López Obrador, insistió en que hay gasolina suficiente en el país y aclaró que la distribución es la que está afectada al cerrar los ductos por su estrategia para combatir la sustracción ilegal de los combustibles. Destacó que ayer fue el día en que menos gasolina se han robado y que continuarán estas acciones.
 
La Secretaría de Marina verifica y evalúa los controles de acceso, cuarto de control y tanques de combustibles en 11 instalaciones estratégicas de Petróleos Mexicanos, de las cuales dos son refinerías, la de Salina Cruz, en Oaxaca y la de Tampico, Tamaulipas. Se incluyen las Terminales de Abastecimiento y Distribución Tuxpan, Veracruz; Lerma, Campeche; Rosarito, Baja California; Guaymas, Sonora; Topolobampo y Mazatlán, Sinaloa; Manzanillo, Colima; Acapulco, Guerrero y Lázaro Cárdenas, Michoacán.
 
Hasta el momento no se ha informado con claridad cuándo se resolvería el desabasto.