Con más de 100,000 motores en el país, el modelo ISX se ha colocado en la preferencia de los transportistas que encuentran en el propulsor una mayor productividad, eficiencia de combustible y una disminución significativa de las emisiones contaminantes al ambiente. Actualmente, con la certificación Euro IV, el ISX forma parte de familia de motores que utilizan tecnología de Reducción Catalítica Selectiva (SCR por sus siglas en inglés) de post- tratamiento del escape para la reducción de emisiones.
El liderazgo en investigación de la combustión, sistemas de combustible y de manejo del aire, filtración, controles electrónicos y post-tratamiento del escape le permite a Cummins proporcionar la solución más apropiada para control de emisiones, para cada mercado que se atiende.
El Cummins ISX Euro IV está disponible en potencias de 400 a 600 caballos de fuerza, con torque máximo de 1150 a 2015 lb-ft, entregando el mejor desempeño del freno de motor en la industria que es el de 600 hp de retardo.
Los motores que funcionan con SCR les dan a los clientes una opción de tecnología adicional respaldada por la red de servicio sin rival de Cummins, la cual es usada como estándar en los modelos ISF, ISB, ISL, e ISM que cumplen con las regulaciones de emisiones Euro IV y Euro V.
Esta tecnología no cambia el diseño ni la operación del motor base; es un sistema de post- tratamiento del escape que convierte los óxidos de nitrógeno (NOx) en el flujo de escape en gases inocuos, de ahí su gran aportación al cuidado del medio ambiente como lo exige la Norma Oficial Mexicana 044.
Lo anterior, significa que se puede optimizar la combustión en el motor para mejorar la economía de combustible y reducir el rechazo de calor. El sistema SCR es un diseño completamente integrado en la planta, desarrollado por Cummins Emissions Solutions.
De hecho, Cummins es el único fabricante de motores a diésel con integración en la planta de los subsistemas críticos, desde el manejo del aire hasta el post-tratamiento del escape. De acuerdo a información del fabricante, SCR trabaja inyectando Fluido del Escape Diésel (DEF) dentro del flujo de escape en pequeñas cantidades, con base en una solución de 32.5% de urea y agua desionizada.
El DEF trabaja con el calor del escape y un catalizador para convertir el NOx en nitrógeno y vapor de agua, dos componentes inocuos y naturales del aire que respiramos. El DEF es un líquido no tóxico, no inflamable, que está disponible en nuestro país, incluyendo las sucursales y distribuidores de Cummins.
Mientras que el diseño del motor base del ISX de 15 litros permanece igual, las variantes de la SCR incorporan un nuevo sistema de riel común, un turbocargador con compuerta de descarga y un solo árbol de levas a la cabeza. El sistema de combustible de riel común XPI (inyección a presión extrema) permite el control muy preciso de la inyección y de la combustión. Opera independientemente de la velocidad del motor y provee presiones de inyección mayores a 30,000 psi.
Como el único fabricante de motores a diésel con integración de la planta de los subsistemas críticos, desde el manejo del aire hasta el postratamiento de escape, Cummins puede optimizar el proceso de combustión para maximizar la economía de combustible.
 
Especificaciones
Tipo: Cuatro tiempos, seis cilindros en línea, turbocargado/enfriado por carga de aire. Diámetro y carrera: 137×169 mm (5.39×6.65 in).
Desplazamiento: 15 litros.
Relación de compresión: 17.2:1
Capacidad del sistema de aire: 49.2 litros.
Peso seco: 1286 kg (2836 lb).