Volkswagen Caminhões e Ônibus avanza en su compromiso social de impulsar la calidad de vida de la población de Resende, Brasil, donde se ubica su planta. La compañía cierra el 2018 con más de 15 iniciativas que van desde la capacitación de jóvenes, combate a la explotación sexual infantil en las carreteras brasileñas, apoyo a eventos que promuevan el acceso a la cultura hasta proyectos que culminan en inversiones mayores destinados a instituciones de salud.
 
La planta de Resende con las siete empresas del Consorcio Modular desarrolla el potencial de alumnos de bajos ingresos y los integra como profesionales, a través del programa Formare. Más de 250 personas ya fueron capacitadas en el curso de mecánico de montaje de producto con el apoyo de 130 colaboradores voluntarios y, después del año de su titulación, una media de más del 90% de esos jóvenes continúa en la fábrica.
 
Volkswagen Caminhões e Ônibus incentiva el desarrollo de nuevos profesionales con alguna deficiencia en el programa Nuevos Horizontes; a lo largo de siete años, más de 70 colaboradores ya aprovecharon ese subsidio y contribuyeron para fortalecer la inclusión de la empresa.
 
“Volkswagen Caminhões e Ônibus tiene un compromiso no solo con los habitantes de Resende, sino con toda la sociedad brasileña. Todas estas iniciativas desarrolladas por la empresa y apoyadas por nuestros colaboradores muestran nuestro compromiso con el futuro de nuestro país”, comenta Roberto Cortes, presidente y CEO de Volkswagen Caminhões e Ônibus.
 
Otros proyectos sociales de VWCO y sus colaboradores son “Hola mundo” en la comunidad Emaús; donativos la Santa Casa de Resende para aumentar el número de cirugías. En São Paulo, camiones VW Constellation equipan el programa Doctor Salud, con unidades móviles, para llevar atención médica y exámenes a todas las regiones, entre otras actividades como el programa Na Mão Certa, que trabaja para la protección de la infancia contra el abuso y la explotación sexual en las carreteras brasileñas.