Ante el creciente número de accidentes en el país, que en 2017 reportó 11,883 colisiones, se destinaron 224.5 mdp únicamente en  atender los daños automotrices.

Lo anterior, tomando en cuenta que el costo promedio por siniestro asciende a 18 mil 900 pesos, de acuerdo con la empresa de evaluación Audatex, que brinda herramientas de datos a talleres y aseguradoras.

Con esos datos, reportados por el Anuario estadístico de accidentes en carreteras federales, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi México), destaca que el costo solo contempla los daños materiales de las unidades involucradas que circularon en ese periodo por carreteras federales; de haber lesionados graves, decesos, daños a las vías o a las mercancías transportadas, el precio se dispara todavía más.

En temporada vacacional de Semana Santa, advierte, se registran 10% más accidentes, sobre todo el viernes y sábado. Define que los accidentes se dan en 26% en la salida del camino;  16 % en colisión lateral, 14% en colisión por alcance, 10 % colisión contra objeto fijo, 10 % colisión con usuario vulnerable y 6 %  por colisión frontal; 5 % por volcadura y otros 13 por ciento.

En cuestión geográfica de los siniestros, el análisis revela cuáles son las 10 entidades federativas con más accidentes de tránsito: Veracruz 1,291; Chiapas 676; Guanajuato 661; Estado de México 598;  Nuevo León 588; Jalisco 494; Chihuahua 454; Zacatecas 450; Tabasco 438; y Tamaulipas 426.

De ahí que Cesvi México recuerda a los automovilistas que decidan salir de paseo durante esta temporada, que contar con una póliza de seguro de responsabilidad civil es obligatoria para todos los vehículos que circulen por la red federal de carreteras. De no contar con él, la multa puede llegar a los 4 mil 100 pesos.