El Consejo de Supervisión y el Consejo de Administración de Volkswagen AG tomaron decisiones importantes para el futuro del Grupo Volkswagen, entre ellas continuar con la Oferta Pública (OPI) planeada para la división de vehículos pesados que engloba la marca TRATON SE.

El 13 de marzo de 2019, Volkswagen AG decidió no continuar con los preparativos para una OPI de TRATON SE a la luz del difícil entorno del mercado en ese momento. Sin embargo, el Consejo de Administración declaró que todavía estaba apuntando a una OPI una vez que las condiciones del mercado hayan mejorado, lo cual se prevé para antes de las vacaciones de verano.

TRATON SE reúne a las marcas Scania, MAN y Volkswagen Caminhões e Ônibus, así como la plataforma telemática RIO.

Mientras, como parte de su ofensiva de electrificación, el Consejo de Supervisión aprobó inversiones de poco menos de mil millones de euros para ubicar una planta de producción de celdas de batería en Baja Sajonia (Salzgitter). También se decidió iniciar negociaciones concretas sobre la nueva planta multimarca planificada en Europa con las ubicaciones potenciales restantes.

Además, el Consejo de Supervisión solicitó al Consejo de Administración que inicie el proceso para desarrollar una solución con miras al futuro e industrialmente significativa para MAN Energy Solutions (ES) y RENK AG. El enfoque radica en abrir perspectivas de crecimiento orientadas hacia el futuro para la ingeniería mecánica en el Grupo, por ejemplo a través de una empresa conjunta, sociedades o una venta total o parcial.

“Se trata de alinear al Grupo Volkswagen para que desempeñe un papel decisivo en la configuración de la transformación radical de nuestra industria. Las decisiones de hoy son hitos importantes para el futuro de Volkswagen”, comentó el CEO de Volkswagen, Herbert Diess.