Durante el Mobile World Congress 2019, efectuado del 25 al 28 de febrero en Barcelona, España, Scania mostrará por primera vez el chaleco de seguridad C-me, que llegará oficialmente al mercado este año, una vez concluidas las pruebas de verificación.

El chaleco desarrollado en nombre de Scania por las empresas suecas Light Flex e Imagimob, aborda una creciente preocupación sobre los peligros del trabajo realizado por los conductores en las cercanías del camión.

El Scania C-me, es un chaleco de seguridad conectado que cuenta con iluminación automática al salir de la cabina. Asimismo, el sensor instalado en el collar del C-me detecta cuando el conductor sale de la cabina y el chaleco se enciende de inmediato, opcionalmente enciende con luces parpadeantes o fijas.

También, detecta si el conductor está inactivo después de un movimiento involuntario rápido como una caída, lo que activa la aplicación conectada para permitir que el operador envíe una alerta de texto a un número de emergencia preestablecido al tiempo que transmite su posición GPS.

Mediante una aplicación de Android, da la posibilidad de mostrar datos del usuario, el estado de la batería, el número de veces que se ha ingresado y salido de la cabina, entre otra información relevante.  Además, con una conexión inalámbrica, el chaleco puede actualizar su software de forma inalámbrica.

«Vemos que el chaleco puede mejorar la seguridad no sólo para los conductores de camiones, sino también en muchas otras ocupaciones vulnerables», dijo Jonas Svanholm, director X-Lab, Scania Connected Services and Solutions.