La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) anunció la destitución de José Luis Alarcón Ezeta, director general del Centro SCT-Morelos, debido a que no atendió las denuncias realizadas por habitantes de la zona sobre las condiciones del Paso Express, lo que generó un socavón en el kilómetro 93+600 de la autopista México-Cuernavaca, en el que murieron dos personas al caer en su auto.
 
El gobierno del estado informó que desde el 3 de abril, la delegación de la SCT en la entidad se había comprometido a instalar defensas metálicas en los puntos considerados como zonas de riesgo, así como la limpieza de rejillas de los colectores pluviales, aumentar la señalética de la velocidad máxima y la alineación permanente de las barreras de concreto; sin embargo, no se hicieron oportunamente.
 
Ante esto, Enrique Peña Nieto, presidente de México, pidió a la SCT que se lleven a cabo estudios pertinentes para determinar las razones que provocaron el accidente y así poder responsabilizar o deslindar a los funcionarios involucrados.
 
Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT, comunicó que expertos del Colegio de Ingenieros Civiles iniciaron los trabajos del peritaje, quienes harán la revisión completa de la obra y no solamente del tramo afectado, aunque se atenderá de forma prioritaria la zona del incidente, a fin de rehabilitarla en el menor tiempo posible.
 
En tanto, los pobladores aledaños a la vialidad afectada se manifestaron para exigir a los responsables de la obra que supervisen los trabajos de construcción y modifiquen los daños con materiales resistentes para que no vuelva a colapsar.