Quien posea un Nuevo Cascadia tendrá este conjunto de sistemas de seguridad que ayudan a prevenir o reducir la posibilidad de un accidente; es un respaldo para el operador pero no toma decisiones.
 
Los sistemas de seguridad no reemplazan la conducción segura y adecuada del operador. Es importante que los operadores entiendan la importancia de usar estas tecnologías y confíen en ellos, coincidieron en señalar Flavio Rivera, presidente y director general de Daimler Vehículos Comerciales México (DVCM) y Abimael Aranda, director de desarrollo de mercado y portafolio de producto.
 
En conferencia de prensa sobre el funcionamiento de Detroit Assurance, -y acompañados de Luis Vega, vicepresidente de ventas y mercadotecnia y Julio Reyes, de Postventa Freightliner-, Flavio Rivera destacó que actualmente este sistema ayuda también a incrementar el tiempo en carretera de las unidades y evita reparaciones, aumenta la mitigación de accidentes a través de asistencia activa de frenado, control crucero adaptativo, alerta de peatones en movimiento, distancia y abandono de carril.
 
Expuso que el impacto relacionado a los accidentes tiene un costo muy alto por los fallecimientos, heridos y pérdidas materiales. En 2017 en las carreteras federales se registraron 11,883 accidentes; alrededor del 90% causados por el factor humano, y de los cuales derivaron en 2,921 decesos, 8,910 heridos, con un costo total de 34 mil millones de pesos.
 
Y la cifra va en aumento. De octubre de 2017 al mismo mes de 2018, se registraron 14 mil accidentes en carreteras federales, de los cuales en 17.8% estuvieron involucrados vehículos de carga. De ahí la importancia de contribuir con la seguridad vial, remarcó el representante de DVCM.
 
Como empresa, Daimler tiene una larga historia en esta material. En 2002 incorporó el primer sistema de mitigación de accidentes y en 2010 lanzó el primer asistente de atención.
 
El directivo aclaró que no sólo con tecnología se van a disminuir los accidentes, sino que también es fundamental que exista infraestructura carretera, vialidades alineadas a estas tecnologías. «No podemos seguir aspirando a que todo venga por parte del operador o del vehículo».
 
Cómo funciona Detroit Assurance
 
El sistema en el Nuevo Cascadia se compone de cinco elementos: asistencia activa de frenado, alerta de distancia, alerta de abandono de carril, alerta de peatones en movimiento y control de crucero adaptativo. A su vez, ésto funciona con un radar, cámara y video grabadora (VRDU2).
 
1. Asistencia activa de frenado: El radar está siempre encendido registra hasta 40 objetos simultáneamente, destaca seis vehículos más importantes y se actualiza 200 veces por segundo. Con ello, emite una alerta o inicia frenado parcial o total.
 
2. Alerta de distancia: Encendido automático a partir de 40 km/hr mediante el radar. Emite la información vía J1939. Independiente de ABA, emite una señal óptica y acústica cuando el operador no mantiene una distancia suficiente en las siguientes situaciones: a más de 70 km/h y la distancia con el vehículo de frente es de 2.7 sec. y a menos de 55 km/ h a 1.8 sec.
 
3. Alerta de abandono de carril: Opera mediante la cámara. Detecta líneas y reflectores que determinan el carril. Se activa a partir de 60 km/hr. Emite una alerta sonora si la unidad abandona el carril involuntariamente (sin direccionales prendidas).
 
4. Alerta de peatones en movimiento: A una velocidad de hasta 40 km/h, inicia la secuencia de frenado parcial de emergencia del Asistente Activo de Frenado.
 
5. Control crucero adaptativo (disponible sólo si el vehículo cuenta con transmisión DT12). Funciona con el control crucero activado y mediante radar. Desacelera activamente (hasta llegar a 16 km/h) usando la siguiente secuencia: reducción de torque- freno de motor-frenos de servicio. Vuelve a acelerar a la velocidad programada cuando el camino esté libre. Mejora el rendimiento.